sábado, 13 de noviembre de 2010

1 comentarios:

EduCar dijo...

Gracias Abelardo porque tu vida es una oración del hombre a Dios! un Militante que se nutriò de tus experiencias aquì en Peru.

www.epidemiasmodernas.blogspot.com